viernes, 1 de octubre de 2010

Cada vez que pienso en ir a algún lugar como al cine o al teatro, pienso en invitarte.
Lo que es muy irritante.


1 comentario:

Sebastian A. Iglesias Osores. dijo...

Un condición intrincada de los recuerdos y sentimientos